El Content Marketing: una estrategia para todos

9 mayo, 2014 - 3 minutos de lectura

En una era donde la tecnología no es parte de nuestra vida, sino que está presente en cada momento, en cada instante, no podemos tan fácilmente ignorarla, es mejor aprender a convivir con ella y ver siempre las ventajas que nos ofrece.

Y una de las ventajas es que podemos utilizar internet para darnos a conocer, no sólo para chatear con nuestros amigos, subir galerías de fotos o dejarle mensajitos en el muro de facebook a nuestra pareja. El Internet es un medio útil para dar a conocer algo; el Content Marketing es la pieza para implementarlo.

El Content Marketing es crear y compartir contenidos útiles e interesantes para tus clientes y potenciales clientes; es acercarte a ellos en lugar de exigirles que compren tus productos, servicios o ideas.

La idea de comunicarnos con nuestro público sin venderles nada ni pedirles algo a cambio, traerá como resultado que logremos una respuesta efectiva para futuros proyectos. Lograr que se sientan identificados con nuestras ideas, sin presionarlos a que nos sigan, elevará de forma contundente nuestros seguidores si se realizan una buena planeación de contenidos.

¿Cómo lograr el mejor contenido? Bueno, la respuesta te la dará tu mercado objetivo. Si conoces el lenguaje que maneja la comunidad a la que te vas a dirigir, ¡utilízalo! Esa será la clave para que los atraigas hacia ti.

¿Quién debe realizar este contenido? Debe escribirlo una persona que se ponga en los zapatos de el público para el que se va a crear el contenido. Entender sus ideas y comprender lo que necesitan, le facilitará al redactor la comunicación que debe establecer. Eso sí, debe de haber otro ojo que revise la información para que no haya fallas en el proceso.

Utilizar videos, infografías o cualquier material visual para comunicar tu idea son puntos claves para fortalecer el éxito. Recuerda el dicho que dice “una imagen vale más que mil palabras”. Una buena mezcla de texto e imagen, tendrá un mejor resultado.

Debemos tener en cuenta los momentos para comunicar o decir algo. No debemos saturar de información porque sólo lograremos el descontento de nuestros seguidores o de quienes pretendamos nos sigan. Hay que informar cuando tengamos algo que decir, cuando no, es mejor esperar el momento adecuado.

Tags: